Técnicas fáciles de meditación consciente

Técnicas fáciles de meditación consciente

Según Greater Good Science Center en Berkeley University, el acto de mindfulness puede definirse como “mantener una conciencia de momento a momento de nuestros pensamientos, sentimientos, sensaciones corporales y el entorno que nos rodea”. Practicar consistentemente técnicas de mindfulness puede reducir el impacto del estrés en el cerebro, mejore la calidad del sueño, la atención e incluso aumente la sensación de bienestar emocional y físico. Y no tienes que ser un maestro Zen para cultivar esta conciencia. “La práctica de Mindfulness no significa que intentes actuar como una persona perfecta”, dice Taso Papadakis, profesora de Dharma en Golden Wind Zen Center. “Hay muchos caminos para acceder a nuestra sabiduría humana inherente y despertar en la esencia de nuestra propia vida”. Si buscas bienestar emocional y físico, prueba una de estas ocho técnicas simples de atención plena.

 

Mantener la tension, luego liberarla. 
Estrecha tus manos en un puño, cuente hasta 20 y suéltalo. Toma toda tu conciencia de las sensaciones que ocurren en tus manos. Continúe llamando su atención a estas sensaciones por el tiempo que pueda. Repítelo varias veces y observe cuán enfocada se vuelve su mente y cuán calmada comienza a sentir. Esto se puede hacer en cualquier lugar y en cualquier momento; todo lo que necesitas es tu mente y tus manos.

Enfoquese en un solo objeto
Escoja cualquier objeto en su línea de visión para enfocar su atención. Sin juicio, siéntese y observe el objeto con curiosidad. Las cosas más fáciles de ver son animales, niños, olas, árboles y nubes. Si no estás en la naturaleza, mirar la llama de una vela puede ser una forma rápida e hipnótica de perderse en el momento presente. En lugar de usar tu mente para etiquetar, juzgar y categorizar el objeto, simplemente pon tu atención en él. Observe el objeto con una gran curiosidad de lo que podría hacer después.

Escucha con atención buena música
Toca una canción, escucha atentamente los sonidos que surgen. Revista sobre dónde te lleva emocionalmente, cómo te hace sentir, los colores que vienen a la mente y los recuerdos que surgen. Escuchar música sin palabras (es decir, instrumental) es útil porque apaga la parte del cerebro que intenta descifrar, identificar y traducir el significado. Esto a su vez ayuda a enfocar su mente solo en la música en lugar de su lista de compras, facturas o lista de tareas pendientes.

Estimula tu sentido de olor
Huela algo fuerte como granos de café, lavanda o ajo y preste atención a lo que le hace a su nariz. ¿Dónde lo sientes? ¿Hace aparecer un recuerdo? ¿Una emocion? Esto ayudará a tu mente a enfocarse intensamente en el aroma. Investigadores taiwaneses descubrieron que el uso de la aromaterapia disminuye la sensación de estrés en el cuerpo. Elige un aroma que sea agradable: ¡no quieres que el aroma de los huevos podridos te ponga de mal humor!

Explora tus gustos antiguos de manera diferente
Use un cubo de hielo, trozo de chocolate o una menta. Coloque la comida en su boca y concéntrese completamente en cómo se siente y sabe en su lengua. ¿Cómo se siente cuando muerdes? ¿Qué pasa cuando lo masticas? O tragarlo? ¿Qué sensaciones notas cuando se derrite dentro de tu boca? También puedes hacer esto con tus comidas. En lugar de sentarse frente a la televisión o hablar en la mesa de la cena, siéntese en silencio y coma despacio, prestando especial atención a cada mordisco. Esto no solo enfocará tu mente, sino que también afectará cuánto comes y cómo sabe la comida. La implementación de este tipo de alimentación consciente puede reducir el estrés, aumentar la satisfacción e incluso ayudarlo a perder peso.

 

 

Medicina Positiva