Alimentos para el ser humano.

Alimentos  para el ser humano.

Hay diversas definiciones relacionadas a la toxicología de alimentos, no obstante que su objetivo sea bien definido, el cual consiste en evaluar la inocuidad, seguridad y calidad de los alimentos para el ser humano.

 

Toxicología de Alimentos  es el área del conocimiento científico que evalúa la presencia de factores tóxicos y antinutricionales presentes en los alimentos, ya sea en forma natural o procesada. Más, este artículo pretende reflejar las propiedades tónicas y anti-tóxicas de los vegetales, como fuente de alimentación primaria para el ser humano.

Los vegetales actúan sobre el organismo exactamente al contrario que la carne. Son más nutritivos que excitantes. Sus excitaciones, en realidad, tienen carácter distinto. Los vegetales se caracterizan por levantar la energía con menos rapidez, más mayor sustento. La digestión de muchos vegetales, toma un proceso de unas cinco a seis horas que separan las comidas. Esto tiene como resultado un trabajo digestivo que, de no ser interrumpido, constituye una serie de excitaciones continuas que repercuten en cada órgano. Así, los vegetales no solo conservan su actividad, sino que son los encargados de conservar la buena vida tanto dentro como fuera de nosotros.

Los vegetales, como la luz, el calor y el frio moderados, provocan una excitación natural que está en armonía con el cuerpo humano. Por ende, no solo son nutritivos si no también tónicos. Los tónicos hacen maravillas por nuestra belleza, se usan antes de los sueros y las cremas para preparar la piel. Se utilizan para limpiar las impurezas y dejar la piel radiante y fresca.

Están de acuerdo los médicos en afirmar en afirmar que los vegetales no contienen, como la carne, principios nocivos; en el caso de que fueran mal digeridos, sus albúminas casi nunca se pudren en el canal digestivo. Los elementos tóxicos que se encuentran en el intestino proceden, casi en forma exclusiva, de la desasimilación de las carnes.

En la naturaleza, también se pueden encontrar alimentos tóxicos, como, en algunas ocasiones, los hongos. Los tóxicos naturales son inherentes al producto con concentraciones mayores o menores a lo normal, que puede llegar a confundir especies tóxicas con las inocuas.

Visto desde otro lugar, en un régimen mixto de alimentación, los productos vegetales, en relación con las carnes, actúan como antitóxicos, impidiendo sus putrefacciones en el intestino y combatiendo contra el estreñimiento. En la sangre, los alimentos vegetales producen efectos diferentes, según que sus residuos de combustión sean alcalinos o ácidos. Si son alcalinos, siguen en su obra desintoxicadora, neutralizando los residuos ácidos que se derivan de la carne o el desgaste de los tejidos; es, pues, evidente la necesidad de los vegetales alcalinos para no morir en el intento de vivir.

Cuando el organismo está saturado de ácidos, sigue un régimen carnívoro, sufre fatiga muscular o tiene temperamento artrítico, estos alimentos actúan, esencialmente, como depurativos.

Así mismo sucede con respecto a los residuos ácidos dejados por el pan, los alimentos azucarados y las grasas, en cuyo caso los vegetales son en alto grado desintoxicantes.

Medicina Positiva