Cómo Aliviar El Dolor De Costillas Durante El Embarazo

Cómo Aliviar El Dolor De Costillas Durante El Embarazo

Este artículo fue actualizado por Jorge Camarena el 19 de abril del 2016

En el tercer trimestre del embarazo (un poco antes en algunas mujeres) se puede experimentar dolor o molestias en las costillas, que pueden variar en intensidad.

 

El dolor es causado por la presión de la parte superior del útero en crecimiento, así como por patadas o puñetazos del bebé.

Las costillas adoloridas son generalmente en el lado donde se acomoda el bebé y se pueden sentir justo debajo de los pechos.

Es probable que notes que el dolor se incremente cuando estás sentada o te inclinas hacia adelante.

El fondo uterino (la parte superior del órgano) se ubica en su posición más elevada al rededor de las 36 semanas de embarazo (alcanzando a llegar justo debajo del esternón). Al concluir esta etapa, el bebé cae en la cavidad pélvica en preparación para el nacimiento. Cuando esto ocurra sentirás un gran y muy apreciado alivio,

Pero si el malestar continúa esto significa que el útero sigue en crecimiento y no hay mucho que puedas hacer; sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para mitigar el malestar temporalmente.

Las sugerencias a continuación no “curan” el dolor como tal. No obstante, pueden brindarte el alivio que necesitas en lo que el bebé se acomoda .

Recuerda que al estar embarazada no puedes tomar antiinflamatorios, por lo que debes mantenerte alejada de los medicamentos; sobre todo, sin la supervisión de tu médico.

Si el dolor es de plano insoportable, pregúntale a tu doctor o partera sobre medicamentos que combinen paracetamol y codeina. Aún así, debes de evitar a toda costa tomar medicina. La codeína, por ejemplo, puede causar estreñimiento; padecimiento al que ya, de por sí, eres propensa al estar embarazada.

Consejos para mitigar el dolor de costillas 

Usa ropa holgada y lo más cómoda posible.
Al acostarte, colca almohadas y cojines en tu espalda, procurando que esté recta.
No te enconrves al sentarte.
Evita sentarte demasiado tiempo; levántate y toma descansos de estiramiento o caminatas cortas.
Utiliza calor o frío local con compresas; lo que funcione mejor para ti.
Toma una buena ducha caliente.
Haz ejercicios que te ayuden a estirar tu cuerpo, como la natación.

Este es un ejercicio de estiramiento sumamente eficaz:

Párate frente a una pared.

Con sus pies a  aproximadamente 40cms de la pared, cruzar tus brazos frente a su rostro.

Luego inclínate hacia la pared hasta que tus brazos toquen la pared y deslízalos hacia arriba por encima de su cabeza y estírate en la medida de lo posible.

Mantén esa postura el mayor tiempo posible, siempre y cuando sea cómoda.

Este ejercicio levanta el diafragma y la caja torácica lejos del útero y proporciona un gran alivio temporal; sobre todo si el dolor es causado por las nalgas del bebé encajadas en las costillas.

También es una gran idea acudir con algún profesional de la salud. Un acupunturista o un quiropráctico pueden ayudarte con todas las áreas potenciales que pueden ser un problema, incluso con molestias en otros lugares.

¿Qué puede detener el dolor de costillas durante el embarazo?

Aparte de todo eso, sólo hay una píldora mágica que va terminar con el dolor: dar a luz.

 

Medicina Positiva