¿Cómo alimentar mi glándula tiroides? Síntomas y recomendaciones.

¿Cómo alimentar mi glándula tiroides? Síntomas y recomendaciones.

Una glándula pequeña, de forma de mariposa y que se sitúa justo debajo de la Manzana de Adán llamada tiroides produce una inmensa influencia sobre nuestro estado de salud. La tiroides produce energía para cada una de las células del cuerpo, por tanto es un regulador del metabolismo en general(es decir de la conversión del alimento en energía) y puede causar o contribuir a muchas condiciones desde  misteriosos incrementos de peso hasta fatiga crónica y depresión.

 

A pesar de esto, más de 12 millones de norteamericanos sufren con que su glándula tiroides no funciona como debería. La situación más común es baja producción de tiroides o hipotiroidismo, donde los niveles de la hormona tiroidea se encuentran debajo de los niveles óptimos. La queja número de estos pacientes consiste en cansancio cuya causa consiste en desbalance hormona y/o nutricional que una vez que se rectifica, se mejora gradualmente

 

El riesgo de un mal diagnóstico.

Desafortunadamente los problemas asociados a esta hormona  son muchas veces objeto malos diagnósticos, ya que los exámenes de rutina están diseñados para captar solo una parte de todo el cuadro.

Síntomas de hipotiroidismo

  • Fatiga o baja energía.
  • Poca claridad mental
  • Pies y manos frías.
  • Pérdida del cabello o cabello delgado
  • Piel seca
  • Sentimientos de tristeza
  • Dificultades de concentración y memoria
  • Pérdida del apetito
  • Aumento de peso
  • Constipación
  • Calambres o dolores musculares o de articulaciones
  • Dificultad para concebir, así como periodos menstruales irregulares.
  • Alto colesterol
  • Alta presión sanguínea.
  • Bocio (alargamiento de la glándula tiroidea que es visible y palpable.
  • Una glándula tiroidea poco activa tiene mucho que ver con la infertilidad, abortos espontáneos, nacimientos prematuros, asimismo puedo afectar el desarrollo y coeficiente e intelectual
  • Libido baja o poco deseo sexual.

 

¿Cómo inician los problemas?

 

Los expertos creen que tanto el hipo como el  hipertiroidismo(niveles más altos de lo normal de la glándula tiroidea) son producto de uno de esos desordenes autoinmunes donde el cuerpo cree que erróneamente está siendo atacado, por lo que lanza un ataque a sus propios tejidos. Asimismo, existe un fuerte componente genético, donde el 50% de los nuevos pacientes con sintomatología de hipotiroidismo tienen un familiar con historial de hipotiroidismo.

¿Cómo alimentar mi tiroides?

  • Yodo: Al tomar 200mcg, que puede ser derivado de suplementos multivitamínicos. Los alimentos que más yodo contienen son las algas, los pescados de agua salada y los mariscos. Otras buenas fuentes de yodo incluyen yogurt, leche y huevos. La sal de mesa si ben contiene yodo, tiene muy pequeñas cantidades que no son bien absorbidas, por lo que no debe de ser la fuente primaria de sodio.
  • L-Tirosina: Obtén 300mgs diarios, este es un aminoácido clave para la construcción de la hormona tiroidea.
  • Vitaminas y minerales: Cada uno ayuda en su rol de estimular la producción de las hormonas tiroideas, o bien en labores de prevención. Tanto la vitamina A, E, b6 y b12 así como el zinc, el selenio o el manganeso son compuestos populares en vitamínicos que deben ser incluidos
  • MSM (Metilsulfonilmetano): Una forma de sulfuro que ayuda a regular la hormona tiroide. Tome 50mg diariamente.
  • Soporte y ayuda adrenal: Glándulas adrenales pueden causar fatiga. SI tomas suplementos de tiroides y te sientes más cansado, puede ser porque las glándulas adrenales necesitan un empujón.

 

Medicina Positiva  
 
Loading...