Consejos para tratar el sangrado y Enfermedad de las encías.

 

Consejos para tratar el sangrado y Enfermedad de las encías.

Esta es causada por  un exceso de placa bacteriana en los dientes. La mayoría de personas la experimentan al menos una vez en la vida, lo que tiene como consecuencia el riesgo de perder alguna pieza dental, abscesos o encías sangrantes. Algunos estudios lo asocian igualmente a riesgo incrementado  de paro cardiaco, diabetes o enfermedad cardiaca.

 

 

Una posible solución a las enfermedades de las encías lo constituye el uso del hilo dental, ya que previenen que trozos de comida y placa se queden entre los dientes, a pesar que solo uno de cada cinco británicos lo hace. Las encías se pueden poner sensibles, sanar por unos días cuando inicias a pasarte el hilo.

Igualmente es posible que necesites vitamina K. La vitamina K es fundamental para la coagulación de la sangre, es decir en la sanación de heridas así como ayuda a mantener los huesos fuertes. Estudios clínicos señalan que tiene efectos positivos en la densidad de los huesos y que baja el riesgo de fracturas tras caídas. A pesar de ser raro, algunos síntomas de deficiencia de vitamina K son el sangrado de encías y de nariz. La mayoría de la vitamina K o ácido fólico lo puedes encontrar en vegetales verdes.

Inclusive algunos estudios en la Escuela de Medicina Dental de Harvard apuntan a alguna relación entre el enojo, el aislamiento social y la enfermedad gingival o de encías.

Un estudio de 42.500 profesionales  de salud encontró que los hombres que dijeron que estaban enojados en una base diaria eran un 43% más probable que tuvieron enfermedad de las encías. Asimismo, los hombres que puntuaron más alto en los puntajes de enojo fueron 72% más probables de obtener la enfermedad que aquellas que puntuaron más bajo en enojo.

Un estudio publicado en 2006 en el Semanario de Periodontología encontró que las mujeres con depresión relacionada a estrés tenían niveles más altos de inflamación de encías y niveles superiores de placa bacteriana. El estrés incrementa la inflamación en el cuerpo, que hace que la encías estén más prontas a sangrar.

Igualmente debes de parar de fumar, Los fumadores son más dados a que produzcan placa bacterial, que causa enfermedad de las encías. Fumar igualmente interfiere con la función normal delos tejidos de las encías, haciéndolas más susceptibles a infecciones como la enfermedad periodontal, y el fluido de la sangre.

En algunos otros casos los cambios hormonales durante el embarazo pueden causar que las encías sean mas vulnerables a la placa causando inflamación y sangrado. La investigación ha encontrado que las mujeres con enfermedad de encías son más probable que den a luz un bebé prematuro o de bajo peso, comparado a mujeres con encías saludables.

Una aspirina puede hacer la sangre más delgada y por tanto incrementar el sangrado. La droga anticoagulante warfarina que también es prescrita para personas que tienen un coagula, un ataque al corazón una condición e riesgo de coágulos puede también causar encías sangrantes.

La anemia es otro factor de riesgo para la enfermedad de las encías, de forma que al ser la anemia un descenso de las células rojas que sucede cuando los intestinos no absorben la vitamina b12 adecuadamente. Los síntomas incluyen una lengua hinchada y roja, encías sangrantes, fatiga, piel pálida y pérdida de apetito. Esta condición puede ser heredada pero es muy rara.

Otro posible factor, pero muy poco probable sea el escorbuto que se trata de una enfermedad causada por la deficiencia de vitamina C que causa que las encías estén inflamadas y sangren fácilmente.

 

Medicina Positiva