La semilla de aguacate y sus beneficios ocultos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA



Persea americana, conocida comúnmente como aguacate, palto (Argentina, Bolivia, Chile, Perú y Uruguay) o aguacatero, es una especie arbórea del género Persea perteneciente a la familia Lauraceae, cuyo fruto, el aguacate o palta, ​ es una baya comestible.

Es una especie originaria de Mesoamérica, específicamente de las partes altas del centro y este de México y de Guatemala, y Sudamérica, específicamente Ecuador, Perú y Bolivia. Las evidencias más antiguas de su uso se encontraron en Coaxcatlán (México) y data de hace unos 10000 años. El fruto de P. americana ha sido utilizado principalmente como alimento.

Un uso tradicional de P. americana, menos popular, es el de planta medicinal. Su fruto y sus aceites son ampliamente utilizados como productos de belleza, tanto para la piel como para el cabello, y sus hojas para la elaboración de expectorantes.

Ahora bien, también posee otra virtud desconocida oculta en su semilla, lo cual se aprovecha en esta ocasión algo que generalmente se considera desperdicio de esta fruta.

A continuación se despliega las opciones de aprovecho y consumo de la misma:

El 70% de los aminoácidos del aguacate están en la semilla; su aceite reduce los niveles de colesterol y ayuda a defender al cuerpo de enfermedades cardiovasculares y paros cardíacos.

Diversos estudios han comprobado que la semilla de aguacate tiene más fibra soluble que cualquier otro alimento.

La semilla del aguacate es excelente para combatir la inflamación del tracto gastrointestinal y la diarrea. En Sudamérica se utiliza como un remedio para infecciones y problemas estomacales.

La semilla de aguacate contiene compuestos fenólicos que previenen úlceras intestinales e infecciones virales y bacterianas.

El flavonol que contiene la semilla previene el crecimiento de tumores. Igualmente la semilla fortalece el sistema inmunológico y ayuda a prevenir enfermedades debilitantes, además sus antioxidantes retardan el proceso de envejecimiento.

Parece que las propiedades antinflamatorias de la semilla ayudan a las personas que sufren de artritis y otras enfermedades. También tiene un efecto rejuvenecedor: en varios estudios se ha comprobado que incrementa la cantidad de colágeno en la piel, dándole una apariencia tersa y libre de arrugas.

El aceite de la semilla le dará un brillo adicional a tu cabello y además ayuda a prevenir la caspa.

De la misma manera  el consumo de la semilla ayuda a bajar de peso ya que, según algunos estudios, reduce la glucosa en la sangre.

Por otro lado, rayar, tostar y beber la semilla en té ayuda a controlar el asma. Según la medicina qigong, la semilla de aguacate contiene niveles altos de energía qi que nos ayuda a sentirnos en sintonía con la energía de la vida.

Continuando el mismo orden de idea, existe un estudio llevado a cabo por Anthonet Ndidi EzEjiofor, de la Facultad de Ciencias Farmacológicas de la Universidad de Port Harcourt en Nigeria, cuyo estudio se llama Efectos hipoglucémicos y protectores tisulares del extracto acuoso de semillas de Persea Americana en ratas albinas inducidas por aloxano

En resumen, este estudio demuestra las propiedades hipoglucemias en unas pruebas respectivas realizadas en ratas y probadas del mismo modo para comprobar en ese caso que beneficios y riesgos se presentan ante el consumo de la misma.

Medicina Positiva