Los beneficios de la píldora anticonceptiva en las mujeres maduras.

Los beneficios de la píldora anticonceptiva en las mujeres maduras.

 

 

Para el momento que una mujer llega a sus 30s, las probabilidades que una mujer haya parado de pensar en la contracepción disminuyen. Tal vez hizo las paces al utilizar un diafragma, o tal vez está bendecida con una pareja que le gusta usar preservativos.

La píldora anticonceptiva puede ser algo positivo para la mujer madura. La píldora baja el riesgo de cáncer de ovario y de cáncer uterino. Ayuda a los huesos a mantenerse fuertes. Ayuda a prevenir histerectomías innecesarios y ayuda a manejar los cambios de humor, insomnio o los golpes de color cuando inician antes de la menopausia.

Si se toma de la manera adecuada, la píldora ofrece más del 99% de control efectivo para el embarazo. Esto lo hace proveyendo dosis estables de estables de estrógeno y progestina, que cierran la producción natural de estas hormona, de forma que elimina los picos y valles que promueven la ovulación. Debido a esto, los ciclos se mantienen regulares y estables como un reloj.

Esto es importante, porque los ciclos erráticos son problemáticos aunque no lleven a embarazos no deseados, pueden dejar a la mujer preocupada e inclusive pueden contribuir a una histerectomía o remoción del útero.

Las progestinas en la píldora bajan el riesgo de la mujeres de tumores malignos en el útero, que lo convierten en uno de los canceres más silenciosos y letales debido que no se pueden ver las protuberancias a simple vista como en otros casos, y los síntomas como sangrados pueden confundirse y pasar desapercibido por años hasta que ya está demasiado avanzado.

 

Por el hecho de mantener niveles altos de estrógenos, la píldora previene la osteoporosis o que los huesos se hagan más delgados. Una serie de estudios han mostrado que los contraceptivos orales de baja dosis incremental la densidad de los huesos, ya que en la menopausia se tiende a volver más delgados los huesos con el tiempo, siendo la menopausia un factor de riesgo para la osteoporosis.

 

Pareciera que  también el tomar píldoras anticonceptivas ayuda a suavizar los cambios de humor que se dan años antes de la menopausia, y también otros síntomas del periodo peri menopáusica como lo son insomnio, golpes e calor, sudores nocturnos o palpitaciones el corazón. Muchas mujeres experimentan esto confíen sus niveles de estrógeno empiezan a decaer, lo que es emocionalmente desagradable e intolerante.

 

 

 

Los doctores aseguran que la píldora no es apropiada para mujeres con predisposición a enfermedad cardiaca,debido a fumar o a presión alta, colesterol o diabetes. Tampoco es una buena opción para mujeres que tuvieron coágulos en la sangra, ya que incrementa las probabilidades de otro. Algunos estudios que aún son contradictorios y necesitan aún mas confirmación señalan que la píldora puede aumentar ligeramente el riesgo de cáncer de seno. La píldora no causa el cáncer, pero promovería el crecimiento de cualquier cáncer o protuberancia que ya estuviera presente en el seno. Después de dejar de tomar la píldora, generalmente tarda entre uno y dos meses volver al ciclo normal que tenías antes de tomarla. En ocasiones, es posible que una mujer pueda tener periodos menstruales irregulares o ausencia del periodo.

Medicina Positiva