¿Por Qué Las Mujeres Experimentan Disfunción Sexual?

¿Por Qué Las Mujeres Experimentan Disfunción Sexual?

A lo largo de su vida sexual la mayoría de la gente va a tener problemas de vez en cuando en el dormitorio.

Pero estos contratiempos momentáneos no son por lo general debido a una disfunción sexual.

 

La disfunción sexual connota un problema a largo plazo, tales como la pérdida de la libido, que mantiene continuamente una mujer de la posibilidad de experimentar el orgasmo, disfrutar, o incluso el deseo sexual.

Hay cuatro áreas principales de trastornos de disfunción sexual en las mujeres:

Dolor sexual – incluyendo el coito doloroso o dolor después de la relación sexual

La falta de deseo sexual o libido baja

La incapacidad para tener un orgasmo, o tener orgasmos dolorosos

La falta de excitación sexual – no ser capaz de sentir o permanecer excitado sexualmente antes o durante las relaciones sexuales

No es sorprendente que muchos de los signos y síntomas de estas condiciones se superponen.

Ellos incluyen:

La libido baja – poco o ningún deseo de tener relaciones sexuales

La sequedad vaginal

relaciones sexuales dolorosas

Incapacidad para permanecer despierta

La incapacidad para alcanzar el orgasmo

La disfunción sexual en las mujeres puede ser el resultado de problemas médicos o psicológicos; en cualquiera de los casos, el tratamiento del problema (s) puede aumentar la libido y resucitar su vida sexual.

Las causas de la disfunción sexual femenina

La salud física y emocional general juega un papel importante en su salud sexual, por lo que no debería ser una sorpresa que ciertas condiciones de salud pueden disminuir su interés y disfrute del sexo.

Las causas comunes de la disfunción sexual de las mujeres incluyen:

Beber demasiado alcohol o el uso de drogas

Los cambios hormonales durante el embarazo y después del parto

El estrés y la fatiga

El aburrimiento en el dormitorio

Los niveles más bajos de la hormona estrógeno, que ocurre después de la menopausia

Los efectos secundarios de los medicamentos como de amplio alcance como la quimioterapia a las píldoras anticonceptivas

Las condiciones de salud, como las infecciones vaginales, la presión arterial alta y la diabetes

Factores de riesgo para la disfunción sexual

Los factores de riesgo para la disminución de la libido y otras formas de disfunción sexual incluyen:

Una historia de abuso sexual o trauma

Los altos niveles de estrés en el trabajo o en el hogar

Estar embarazada o que acaba de tener un bebé

El paso por la menopausia o ser posmenopáusica

Problemas de abuso de sustancias con el alcohol o las drogas

La gestión de la disfunción sexual

Si una afección médica está causando su disfunción sexual o libido baja, el tratamiento debe ponerlo bajo control.

La gestión de los problemas de salud como la presión arterial alta y la diabetes con medicamentos prescritos y hacer elecciones de estilo de vida saludable es esencial.

Si usted es posmenopáusica, es posible que desee considerar la terapia con estrógenos para aumentar la libido y para gestionar otros síntomas de disfunción sexual.

Experimentar cuando se trata de sexo también puede ayudar a las mujeres a superar la disfunción sexual.

Las nuevas posiciones, lugares para tener relaciones sexuales, técnicas y formas de disfrutar de sí mismo puede ayudarle a salir de la rutina y experimentar placer nuevo.

Una relación sana, abierta y honesta es un gran potenciador de la libido en las mujeres.

La comunicación con su pareja acerca de temas que son importantes para usted, tanto dentro como fuera de la habitación, puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad, mientras que desató esa llama romántica.

Y, cuando sea necesario, los tratamientos médicos y terapia pueden ayudar a aumentar la libido y reavivar su pasión.

Medicina Positiva