Reduce los riesgos de cáncer con estos consejos

Reduce los riesgos de cáncer con estos consejos

Reduce Your Cancer Risk With this Tips

 

Este artículo fue actualizado por Jorge Camarena el 31 de mayo del 2016

Las vitaminas hacen más que simplemente mantener al cuerpo funcionado, también pueden reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

Un estudio encontró que los suplementos de calcio y vitaminas puede reducir el riesgo de cáncer.

Los suplementos de calcio pueden ayudar a los mecanismos del ADN destinados a repararse a sí mismo, auxiliándolos a prevenir las interrupciones de dichas reparaciones, que pueden conducir al cáncer y otras enfermedades.

Este mismo estudio descubrió que los suplementos vitamínicos reducen el riesgo de desarrollar cáncer de mama en un 30%, y el calcio reduce el riesgo en un 40 por ciento.

Las personas que toman multivitamínicos o suplementos de calcio deben preguntarle a su médico sobre los riesgos y beneficios, así como su propensión individual al cáncer. Después de todo, la dieta es el más poderoso aliado que uno tiene. Existen numerosos compuestos de forma natural en una variedad de alimentos y especias que tienen propiedades que ayudan a prevenir el cáncer.

Otro estudio encontró que el consumo de alimentos ricos en magnesio puede tener beneficios anti-cancerosos. La coenzima Q10, o CoQ10, es un compuesto que todas las células del cuerpo necesitan para funcionar.

Es un antioxidante que mantienen las células sanas y las protege de los daños causados por los radicales libres, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón.

Otros estudios han encontrado que aquellos que toman CoQ10 después de un ataque al corazón son menos propensos a morir por una enfermedad cardíaca. El CoQ10 también sirve para reducir el colesterol y la presión arterial.

El cuerpo requiere de algunos ácidos grasos con el fin de funcionar correctamente, pero no puede satisfacer la totalidad de la demanda, aquí es donde la dieta tiene que intervenir.

Los omega-3 son un ácido graso y deben ser consumido para ayudar al cuerpo a largo plazo. Los ácidos grasos pueden ser encontrados en el atún, el dorado, el salmón y otros pescados grasos.

Hay algunos suplementos de aceite de pescado que también tienen este ácido graso esencial, pero ten cuidado, la sobrepesca de estos suplementos está dañando seriamente nuestros océanos.

Los omega-3 pueden ayudar a reducir los factores de riesgo para enfermedades del corazón, así como a disminuir el riesgo de cáncer de mama y cáncer de colon. Sin embargo, los estudios y los científicos tienden a estar en desacuerdo acerca de cuánto consumir exactamente, y qué tanto ayudan. Es por eso que se necesitan más investigaciones para cuantificar estas afirmaciones.

La comunidad científica está constantemente estudiando el papel de la dieta en el desarrollo del cáncer. La mayoría de los resultados están en sus primeras etapas, pero todos los días se descubre más al respecto.

El consumo de frutas, verduras, frutos secos y puede ralentizar el desarrollo del cáncer en el tracto digestivo –desde la cavidad oral hasta el recto. Además de este riesgo, las enfermedades del corazón, la obesidad, la diabetes, la hipertensión y otras enfermedades se pueden evitar al comer más frutas y verduras, así como pescados y aves de corral.

La evidencia sugiere que una ingesta de grasa superior al 30% a la de calorías, incluso puede aumentar el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer, así como aumentar los riesgos de un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular.

Tener ciertos factores de riesgo no significa que el cáncer es inevitable, pero comer más inteligentemente puede hacer una diferencia.

Consume:

– Crucíferas: brócoli, coles de Bruselas, coliflor, la col, kale, espinacas

– Frutas: bayas, cítricos, cerezas

– Legumbres: lentejas, frijoles secos y guisantes

– Pescado: trucha, caballa, salmón, arenque, la anguila, boquerones, atún fresco, pez espada, anchoas, carpa, sardinas, hilsa, espadín, arenque ahumado, peces gato

Medicina Positiva  
 
Loading...