3 formas de aumentar la capacidad intelectual para un rendimiento máximo

3 formas de aumentar la capacidad intelectual para un rendimiento máximo

Las personas a menudo solicitan orientación cuando tienen preguntas sobre salud y bienestar. Un amigo me llamó recientemente en pánico: su viaje soñado de escalar el monte. El Everest estaba a un mes de distancia, pero su entrenamiento estaba fallando. Mientras hablábamos, descubrí que estaba bajo un enorme estrés personal al cambiar de trabajo y mudarse. Los obstáculos en su mente parecían más grandes que la cima del Everest.

 

Ya sea que esté entrenando para su primera media maratón o la caminata de su vida, el mayor obstáculo para la aptitud está en la mente. La capacidad de conquistar el estrés en la mente tiene una relación directa con el rendimiento atlético del cuerpo. Cuando está bajo tensión psicológica o mental, el sistema nervioso simpático del cerebro libera las hormonas cortisol e insulina. Estas hormonas del estrés pueden causar estragos en nuestro cuerpo, elevar el ritmo cardíaco y la presión arterial, alterar el metabolismo y alterar el sueño. En rendimiento deportivo, esto se traduce en una menor resistencia, tiempos de rendimiento más lentos y una recuperación muscular prolongada.

Como neurólogo especializado en la conexión mente-cuerpo, creo firmemente que la mente es una medicina fuerte. Dependiendo de su estado mental, puede hacerse daño o desarrollarse. Si te encuentras fallando en tus esfuerzos de entrenamiento, estos pasos probados aumentarán tu capacidad intelectual, desactivarán la respuesta al estrés y te conectarán con el máximo rendimiento de tu cuerpo.

1. Evita el alcohol
Es demasiado fácil consumir alcohol como una forma de sobrellevarlo cuando el estrés emocional está en su apogeo. Todas las formas de alcohol actúan sobre los receptores GABA del cerebro, produciendo un efecto temporal contra la ansiedad. En estudios clínicos, se ha demostrado que el alcohol causa calambres musculares, dolor y deshidratación. Un componente crítico en la recuperación de la fuerza atlética es la síntesis de proteínas mejorada que se produce después del ejercicio para facilitar la reparación muscular y fortalecer los músculos. La ingestión de alcohol disminuye esta síntesis que es crítica para desarrollar fuerza y ​​resistencia. Lo mejor es evitar el alcohol, hidratarse con agua y aumentar la ingesta de proteínas durante el entrenamiento.

2. Haga que el sueño sea una prioridad
Seis jugadores de baloncesto de la Universidad de Stanford participaron en un estudio clínico en el que el objetivo era obtener la mayor cantidad de sueño posible. Después del período de extensión de sueño de dos semanas, todos los atletas registraron tiempos de carrera más rápidos y mayores tasas de tiro libre. Los beneficios adicionales incluyeron mejoras significativas en el estado de ánimo y reportes de aumento de energía y disminución de la fatiga. Apague los dispositivos electrónicos una hora antes de acostarse, aumente la ingesta de proteínas y evite los estimulantes como la cafeína al final del día para promover un sueño saludable de forma natural.

3. Usa imágenes visuales guiadas
Las imágenes visuales guiadas no son solo para la colchoneta de meditación o la oficina del psicólogo. Existen estudios clínicamente probados que demuestran que esta técnica basada en la atención plena puede ayudar a los equipos de fútbol campeones y atletas de élite a mejorar una habilidad específica, visualizar el resultado de una jugada, lograr un objetivo personal y aprender a ser resistente en todas las circunstancias. Las imágenes visuales guiadas nos enseñan a estar en el momento presente, respirar y tomar el control de nuestros pensamientos. Al controlar nuestros pensamientos, reciclamos el cerebro y promovemos la resiliencia tanto en el juego como en nuestras vidas personales.

 

 

Medicina Positiva