Buenas y malas noticias sobre el café

Buenas y malas noticias sobre el café

Sabias usted que el café es la segunda bebida más bebida, valga la redundancia, alrededor del mundo, con 2.25 billones de tazas de café al día. Es el café, en realidad, un grano que da mucho de qué hablar.

 

En América Latina se produce actualmente el 67% del café mundial, más sus orígenes yacen en Kaffa, Etiopia. Nada extraño resulta que de esta parte del mundo provengan los mejores y más excéntricos, que van desde una acidez media hasta un sutil picante, sabores de café.

Bien es sabido que el café más allá de su amargo sabor que bien nos despierta en las mañanas por su efecto energizarte, tiene a su vez, muchas varias virtudes de las que poco se sabe, como sus propiedades anticancerígenas. Disminuye en 50% las probabilidades de padecer de cáncer de hígado, además de proteger contra el cáncer rectal y de mama.

El consumo de café siempre es mejor sin azúcar refinada ni leche derivada de algún animal, de esta forma, puro, sirve para controlar la diabetes, igualmente, en lo que a presión sanguínea se refiere, no incrementa. Estudios han revelado que los tomadores regulares de café, es decir, quienes toman de tres a cinco tazas de café diarias, tienen menos riesgo de padecer Alzheimer y demencia senil, que los consumidores moderados, aquellos que toman entre una a dos tazas diarias). Tomar café diariamente, también es dicho que, protege contra la enfermedad del Parkinson.

De la misma manera, se ha demostrado empíricamente que quienes toman dosis moderadas de café con regularidad tienen un menos índice de cálculos biliares. Muchos de los beneficios que se han mencionado no se ven en casos de café descafeinado, como en casos que se han mostrado mecanismos de protección contra la cirrosis hepática y el carcinoma hepático. Descafeinar el café, así cómo suena, resulta ridículo, pues en el proceso se utilizan solventes químicos como el tricloroctileno o el metileno de cloro.

Sin embargo, toda moneda tiene su otra cara y el café ha sabido dar las dos.

El café en alta dosis también puede ser causalidad de un nivel elevado de colesterol. Así también, por sus propiedades estimulantes puede sobreestimular el sistema nervioso. Esto puede agotar las glándulas adrenales y provocar una desbocada ansiedad. Muchas personas utilizan el café para ir más allá de sus capacidades, y esto, eventualmente, debilita a cualquiera física y mentalmente.

También, se ha encontrado evidencia, de que el consumo elevado de café, ha sido asociado a la incrementación en el riesgo de padecer osteoporosis, y es, además, contraproducente en casos de infertilidad. Es también bien recomendado en casos de fatiga y/o insomnio, suspender su consumo.

El café está compuesto por minerales como potasio; magnesio; sodio; calcio; hierro y fosfato, de vitaminas tipo B1; B2; B5; vitamina C y E, fibra, antioxidantes y cafeína. Hacer del café una herramienta que se ajuste a nuestro cuerpo y no viceversa es la clave para mantenerse dentro de un margen de salud estable.

Medicina Positiva